Pedro Alves retira candidatura para presidente de Montepio

Pedro Gouveia dijo que no estaba disponible para mantener su candidatura como presidente del comité ejecutivo del Banco Montepio, una decisión explicada por Jornal Económico en una carta de fecha 31 de octubre en la que el Banco de Portugal anunció el cierre del proceso de autorización para esas funciones. , por no estar completo todo el elenco. El observador ya había informado el miércoles que el Banco de Portugal había indicado a la Asociación Mutualista Montepio Geral que Pedro Alves no podría recibir la autorización del supervisor para la presidencia del banco si se mantenía la candidatura.

Cuando el observador informó el miércoles que Pedro Alves había dejado de ser una hipótesis para Montepio, especialmente después de una reunión en el Banco de Portugal el 4 de noviembre (entre el Banco de Portugal y la Asociación Mutualista), fuentes oficiales Mutualista y Banco Montepio aseguraron que el nombre no había sido eliminado y que todavía estaba "sobre la mesa".

Pero el Observador informó que los representantes del Banco de Portugal habían indicado en esta reunión el lunes pasado que información muy reciente y comprometedora llegó al Banco de Portugal, cuya gravedad no significa que Pedro Alves pueda ser aprobado en un proceso de reevaluación de idoneidad que se abrirá si Montepio insiste en la cita. Esta información "nueva y comprometedora" es precisamente el informe que el Observador informó exclusivamente el jueves pasado, como "el informe que trama a Pedro Alves, nombrado presidente de Montepio".

El jueves pasado, el Observador informó que Pedro Gouveia Alves, nombrado por Tomás Correia y Carlos Tavares como el próximo presidente del Banco Montepio, dirigió un grupo de trabajo en 2009 que creó una estrategia cuyo efecto práctico era enmascarar los índices de crédito vencidos y ocultar , considerado ilegal por el Auditor Deloitte, las dificultades que enfrentó el banco al comienzo de la crisis económica, específicamente en los índices de incumplimiento de las hipotecas otorgadas a individuos.

La auditoría Deloitte de 2015, que responsabilizó a los gerentes (Pedro Alves no era gerente), había estado en el Banco de Portugal desde 2015. Pero solo en los últimos días el supervisor hizo la presentación. powerpoint que sustenta la estrategia comercial implementada en 2009 y demuestra la participación de Pedro Alves en esta iniciativa que Deloitte ha criticado fuertemente.

Sin embargo, el Banco de Portugal no estaba en posesión de esta información (aunque en 2015 podría haber explorado más este tema porque, como leyó el Observador, la auditoría afirma que el personal de Deloitte que analizó este caso tenía acceso a una copia de la presentación). Pero el Banco de Portugal, hasta ahora, solo tenía la auditoría. "Compromiso de nueva información" es la presentación powerpoint que une una cosa con otra.

De hecho, si esta conexión hubiera sido conocida por el regulador durante mucho tiempo, debido a la gravedad de los hechos, Pedro Alves podría no haber sido autorizado para ser un director no ejecutivo del banco, como lo es hoy, y presidente de Montepio Crédito. Se recuerda que Pedro Alves ha estado tratando en el pasado de nombrar un director ejecutivo para formar parte del equipo de Carlos Tavares (presidente) y Dulce Mota (presidente ejecutivo interino), pero solo se le ha permitido ser nombrado. no ejecutivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *