Consejo Disciplinario del Sur de la Orden de Médicos. Auditoría externa para acelerar los procedimientos disciplinarios.

El Consejo Regional del Sur de la Orden de Médicos (CRSOM) anunció hoy que esta semana comienza la auditoría externa destinada a mejorar el funcionamiento del Consejo Disciplinario del Sur, especialmente en el análisis, evaluación y conclusión de procedimientos disciplinarios.

La medida se tomó debido a la gran cantidad de procesos que se están acumulando. CRSOM ha decidido pasar a esta solución con el objetivo de "identificar oportunidades de mejora e implementar un proceso optimizado" que permita una resolución más rápida de los procesos disciplinarios.

La auditoría solicitada a la compañía de tecnología de la información Everis también revisará la "regulación disciplinaria actual" para "identificar cualquier necesidad de actualización basada en la implementación del nuevo proceso disciplinario". En otras palabras, se implementarán sistemas informáticos: "un conjunto de indicadores, alarmas y un tablero de instrumentos"- para hacer que los casos de problemas disciplinarios sean más eficientes.

Además de la auditoría, CRSOM también decidió pasar en noviembre a la contratación "urgente" de un equipo de abogados para la recuperación de los retrasos en el Consejo Disciplinario (DC).

La cantidad de retrasos en el CD regional del sur de la Ordem dos Médicos se conoció después de que se hizo público el caso del bebé nacido en Setúbal con graves malformaciones (sin nariz, sin ojos y sin parte del cráneo).

El médico que acompañó el embarazo y realizó las ecografías obstétricas, Artur Carvalho, quien, sin embargo, fue suspendido preventivamente por el CD regional del Sur, tenía seis casos en progreso en este cuerpo y ya en 2011 se informó una situación similar en Amadora, lo que motivó También la apertura de procedimientos disciplinarios y una denuncia en la acusación, ambos presentados.

El caso más antiguo aún abierto en el CD para este obstetra data de 2013.

Luego, el CRSOM explicó que solicitó datos del Consejo Disciplinario el 25 de octubre para evaluar el estado de los procesos estacionados allí, y recibió la respuesta incluso antes de la fecha límite.

"Tras la revisión, el Consejo Regional del Sur decidió contratar un equipo de abogados con experiencia en la industria para permitir la recuperación efectiva de los retrasos", dijo la estructura en un comunicado a principios de noviembre.

También se decidió contratar un equipo de consultoría, también con carácter de urgencia, para revisar todo el proceso del proceso, con el fin de evaluar todas las áreas de mejora y soluciones. Tras el análisis de las respuestas dadas por el CD, CRSOM dijo que había un número muy alto de casos (945) heredados por el Consejo Disciplinario Regional del Sur de los mandatos anteriores y un crecimiento muy significativo en los casos entrantes.

"En tres años, el número de quejas se ha duplicado de 335 a 669", dijo la misma fuente.

Según CRSOM, todavía había una gran cantidad de casos pendientes (214), ya que no hubo respuesta de entidades distintas al CD, de 1,699 casos pendientes.

"Existe la necesidad de evaluar todas las situaciones de profesionales con más de tres procedimientos disciplinarios, en estas circunstancias 15 médicos, con un total de 61 casos relacionados, y la necesidad de mejorar el proceso de enjuiciamiento", según la misma fuente. Los consejos disciplinarios del norte, centro y sur abrieron 1.071 casos el año pasado, más de la mitad (609) en el sur del país y 301 en el norte, según la Asociación Médica.

La misma información reveló que 957 casos fueron cerrados, resultando en 45 condenas, de las cuales solo 14 estaban en el Consejo Disciplinario del Sur. La mayoría de las condenas (21) se decidieron en el Consejo Disciplinario del Norte. De los médicos condenados, ninguno fue expulsado, pero 13 fueron suspendidos.

El CRSOM reconoció "un retraso sistemático" en el análisis de los procesos y la resolución consiguiente, como se puede leer en la declaración emitida hoy.

La estructura también indicó que se señaló la necesidad de continuar el esfuerzo para resolver la situación, con el fin de "mejorar aún más la velocidad de conclusión de los casos pendientes".

"El CRSOM se enfrentó a la necesidad de revisar el modelo de procedimientos disciplinarios, con el fin de evaluar todas las áreas posibles de mejora, sin perjuicio de la legalidad y la opinión médica del procedimiento disciplinario".

En este sentido, se ha establecido un contrato con una empresa, que identificará "oportunidades de mejora" y analizará el Reglamento disciplinario actual para una posible "actualización basada en la implementación del nuevo proceso disciplinario".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *